El primer auto eléctrico de Chile ya rueda por las calles

Soki es un ágil y compacto vehículo a propulsión eléctrica fabricado en Chile. Su diseñador es el mecánico industrial Daniel Pavez, cabeza de la start-up VoZe Electric Vehicles. La batería de este automóvil de tres ruedas es de 4,2 kw, lo que le brinda una autonomía de 60 km. Puede alcanzar una velocidad de 60 km por hora, y pesa unos 400 kilogramos.

En realidad, Soki no es propiamente el primer auto eléctrico diseñado en Chile, ya que VoZe EV ya había diseñado en 2014 un modelo anterior al que bautizó como Lüfke. Sin embargo, Soki representa una evolución en las características del modelo inicial.

A finales de septiembre de 2015, el compacto vehículo de color amarillo realizó un recorrido demostrativo por las calles de la lluviosa ciudad chilena de Temuco. El desarrollo de Soki fue apoyado por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), a través de su Programa de Innovación Tecnológica Empresarial. Una de las ventajas de Soki es su casi nulo gasto en mantenimiento, lo que compensa su costo.

La fabricación de los vehículos Soki s1200x630_314803_chile-launches-first-electric-car-sokie realizará en el “Centro para la Innovación y Desarrollo de la Industria”, que es impulsado por la propia VoZe.

Los primeros coches Soki salieron a la venta a principios de este 2016. Gracias a que ahora en Santiago de Chile hay una mayor cantidad de estaciones de recarga de vehículos eléctricos, cada vez más personas tenderán a apostar por este tipo de vehículos para realizar trayectos cortos por la ciudad. La batería que usa el Soki puede ser extraída del vehículo para cargarla donde resulte más conveniente, y demora unos 180 minutos en cargarse por completo. Este vehículo tendrá un costo de unos 8 millones de pesos chilenos, o 12.000 dólares estadounidenses.

Si todo sale bien y conforme a lo planeado, VoZe podrá seguir innovando y lanzando al mercado modelos con mejores prestaciones y con más avances.